Entrevista a S. Torres

Entrevista a la artista peruana Susana Torres por Raura Oblitas Jordán, realizada vía Skype el día domingo 22 de Junio del 2014. Esta entrevista forma parte de la documentación para el proyecto de exposición Territorio Exilio.

 

Raura Oblitas: Hola Susana, la pregunta en relación a nuestro proyecto: ¿ El exilio ha formado parte de tu trabajo? De no ser así, ¿qué es para ti el exilio?

Susana Torres: Qué tal, la verdad es que como en mis inicios tuve que auto exiliarme en mi vida y vivir fuera años, mi trabajo no tuvo que ver con el exilio nunca si no con lo que soy. Siempre ha sido una forma de permanecer. Uno extraña los sabores, olores, sabores, olores y por ello por el contrario me aboqué a trabajar sobre la identidad en clave actual.

El exilio es un abandono. Por las circunstancias o porque no hay alternativa. Pero yo nunca siendo he abandonado. Yo a veces he estado lejos pero con mis cosas acompañándome, con mis referentes al costado.

 

RO: ¿Qué nos puedes comentar acerca de tu trabajo de autorretratos en forma de huaco? Una de esas piezas forma parte del proyecto Territorio Exilio.

ST: Desde mi muestra titulada: Tamatetita: Arte Clásico/Cuentos Bárbaros. Ya trabajaba con el concepto del huaco, pero no como autoretrato. Lo hacía de alguna manera, pero desplazadamente. En esa muestra me desplazaba en dos estereotipos de belleza que entrecruzaba: el de la supuesto mujer salvaje, natural y morena creada por Gauguin y la pin up blanca, superficial y artificiosa creada por Vargas. Me interesó crear entonces a partir de esas construcciones. En la segunda mitad de los noventa hubo una tendencia de autorretrato ya que era una época que no se podía hablar de política y podría interpretarse también como un auto exilio al verse uno por no poder estar en el afuera…a lo que iba: yo había empezado con arte político, con banderas reales intervenidas, planchadas, quemadas, lavadas, etc, etc…ya venía de vuelta de todo ello entonces quise intentar el autorretratarme pero finalmente terminé hablando a partir de construcciones y estereotipos femeninos de nuestra identidad. En esa segunda muestra Tamantetita… trabajé por primera vez con los huacos, pero no retratos. Luego en la muestra hecha con Claudia Coca, Peruvian Beauty? Centro de Estéticas, presento por primera vez un huaco retrato mío. Ambas trabajamos sobre construcciones de belleza. Coca reflexionaba como lo andino o mestizo estaba ajeno en la historia del arte universal y ella se insertaba. Igualmente yo reflexionaba en la historia de arte peruano. Como no existía una historia de la belleza local, no trabajábamos a partir de nuestros cánones mestizos, como a pesar de tener una gran tradición artística en diversas épocas, no existía como en otras culturas los íconos de belleza. Entonces yo trabajé por primera vez el huaco retrato con mi propio rostro e hice cuadros, barrocos, republicanos, etc, emblemáticos con mi retrato…en fin. Allí también me interesaba reivindicar otras cosas: Porque yo escuchaba lo de “cara de huaco” como un insulto racista. Y en un país con una tradición tan fuerte, como se había perdido la forma y noción de retratarse en cerámica y aún más, como perdimos la noción que éramos bellos al ignorar nuestros propios cánones primero indígenas y luego mestizos. El huaco es como la foto, una manera de retratarnos y vernos, es allí cuando por primera vez me retrato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s