George Grosz (1926)

Análisis iconológico por Raura Oblitas

George Grosz, The eclipse of the sun. 1926, óleo sobre lienzo,  218  x 188 cm, Heckscher Museum , Huntingdon, Nueva York.

George Grosz, The Eclipse of the Sun (Eclipse de Sol), 1926, óleo sobre lienzo, 218 x 188 cm, Heckscher Museum, Huntingdon, New York.

Esta pintura al óleo tiene un formato rectangular cuyo lado mayor esta puesto en línea vertical, es más alto que ancho. Sin embargo la composición nada tiene que ver con la verticalidad del formato. Lo que tenemos es una composición muy dinámica con predominancia de las diagonales. De primera impresión podemos percibir una suerte de desorden general en el cuadro, sin embargo hay un elemento central que parece ser una mesa alrededor de la cual se disponen varias figuras fácilmente reconocibles como cuerpos humanos (cuatro de ellos sin cabeza y dos completos) y que determinan la escena: es una reunión de seis personas alrededor de una mesa. Todo el resto de elementos agrupados alrededor de esta mesa son elementos que de igual modo que los personajes, “giran” alrededor del centro. Así, nuestro ojo también parece girar una y otra vez alrededor del centro del cuadro logrando una lectura circular a pesar dela composición dinámica y hasta cierto punto agresiva (por el uso exagerado de diagonales y triángulos con ángulos muy cerrados). . El color está también dispuesto de tal modo que los más llamativos como el amarillo, azul, verde y naranja se encuentran acumulados hacia el centro del cuadro, en la mesa y los personajes sentados en ella mientras que al alejarnos del centro encontramos marrones, grises y negro.

Tenemos el ambiente que rodea la mesa, uno podría imaginar que es un cuarto pero la forma cómo está elaborado este espacio no pretende ser igual de figurativo y realista que los personajes descritos que se encuentran sentados sobre la mesa. Se percibe influencia del cubismo en tanto que se representa cada elemento del cuarto desde puntos de vista distinto, la perspectiva de la mesa es absolutamente diferente a la del piso y entre ambas no existen planos de profundidad: parecen dos manchas de color distintas sobre el mismo plano que es el lienzo. Esto contrasta visiblemente con la intención en la parte superior de crear un fondo de espacio abierto mediante el uso de la perspectiva lineal para la construcción de un grupo de edificios. Esta construcción con ilusión de profundidad funciona como fondo de los dos personajes de mayor tamaño que están en la mesa. Al lado derecho inferior vemos además una especie de agujero en el piso que deja entender que hay alguien bajo el suelo, encerrado, se visualiza una cabeza mirando hacia arriba. Este elemento permite hablar de un cuarto en el que existe profundidad hacia abajo y nos deja entender que el piso sí está representado y no es una simple mancha texturada. Se entiende que este joven se encuentra en un nivel debajo del piso. Estos detalles nos muestran que el planteamiento no llega a ser del todo abstracto y que en esta pieza se utilizan recursos mezclados, entre uso de la perspectiva para crear profundidad y manchas planas abstractas, entre uso de descripción figurativa realista de los personajes y elementos simbólicos.

En la esquina superior izquierda tenemos un sol siendo eclipsado por el símbolo del dólar, el sol representa la vida y el crecimiento. El símbolo del dólar sobre el sol en relación al título del cuadro nos da nociones sobre el tema del cuadro: codicia, dinero y poder. En la mesa reconocemos a los personajes con cabeza, enteros, el que está en color lleva medallas y distintivos militares en su ropa, es reconocido como el presidente Paul Von Hindenburg y a su lado, susurrándole al oído lo que podría ser un empresario industrialista de la época. Los personajes sin cabeza representan los líderes sin voz ni opinión, quienes finalmente acatan las decisiones de los que realmente tienen el poder, el cuchillo parece revelar el acto de la decapitación pues está bañado en sangre. En el fondo un cielo lleno de humo y fuego, es imposible no pensar en la guerra como tema que encierra o engloba la escena completa, la imagen puesta como fondo simboliza a la guerra como el contexto general en donde sucede esta reunión de líderes Grosziana. Sobre la mesa pero casi al extremo derecho de ella, un pequeño burro con los ojos tapados se encuentra frente a una serie de papeles. Los ojos vendados es símbolo de la ignorancia y Grosz se refiere al pueblo y su relación con la prensa escrita. El burro está ubicado dando la espalda a los participantes de la mesa y representa al pueblo que no cuestiona la información manipulada por los medios, en palabras del mismo Grosz sobre esto dice: “Como los políticos parecen haber perdido la cabeza, el ejército y los capitalistas dictan lo que se tiene que hacer. El pueblo, representado por un burro ciego, simplemente come lo que le ponen delante”.(1)

Finalmente en la esquina inferior derecha vemos en el suelo una calavera humana, símbolo de la muerte y a su lado, un agujero en el piso tapado por unas rejas, debajo un personaje que parece ser un niño mira hacia arriba, con mirada asustada. La referencia al encierro habla de la incapacidad del sector vulnerable, representado por el niño, a poder salir de la miseria y de la pobreza, mientras el rico se hace más rico y el poder se centra en unos pocos.

Este es un cuadro extremadamente político, de crítica al sistema político y económico alemán de la década de los años veinte. Grosz fue un artista crítico de su tiempo, especialmente de la Europa después de la primera guerra mundial en donde él mismo había participado pero de donde fue devuelto por una constante sinusitis crónica. Eclipse de Sol fue pintado en 1926 en Alemania pero previamente Grosz se había dedicado a la parodia política a través de caricaturas de los políticos de la época, incluso la serie Gott min tus (Dios está con nosotros, frase utilizada por el ejército alemán en sus comparsas) fue eliminada por el régimen alemán en 1921 en donde ya había sido acusado por injurias a las fuerzas armadas.

Grosz3

De la serie “Gott Mit Uns” de George Grosz. MoMA, Nueva York.

Grosz2

De la serie “Gott Mit Uns” de George Grosz. MoMA, Nueva York.

Grosz4

De la serie “Gott Mit Uns” de George Grosz, Swann Galeries, Nueva York.

Luego de un viaje a París en el año 1913 Grosz manifiesta influencia del Cubismo y del Futurismo, manifestó también admirar a Goya y a Toulouse Lautrec. Pero es en la década de los años veinte cuando se afilia al movimiento Dadá en Alemania y acepta la influencia del Constructvismo ruso afiliándose al Partido Comunista Alemán. Es en este contexto que pinta Eclipse de Sol. “It is basically a biting satire of Weimar-period German political and business leaders, in particular the corruption of the avaricious industrialist and president of the German Reich, Paul von Hindenburg.” (Genocchio)(2)

Grosz mezcla varios estilos en esta obra, bajo un cimiento cubista pero incluye gráfica realista e iconografía popular, es directo y simbólico a la vez. Es realista y abstracto a la vez. Ya durante su pertenecia al movimiento Dadaísta se le considera dentro de lo que se denomina la Nueva Objetividad. Para muchos es imprescindible la obra de Grosz en la medida que retrata la vida política de la Alemania de la década de los años veinte, previa al surgimiento del regimen Nazi, en su obra, Grosz revela la ambición de poder, la nefasta influencia del Industrialismo y el poco interés por los sectores vulnerables. En Eclipse de Sol se representa todo esto es por ello que se convierte en una pieza clave que representa las mayores preocupaciones de Grosz por su país y por su tiempo en este período. Para el año 1932, cuando el nazismo está en pleno auge, la obra de Grosz es calificada como “arte degenerado” y él mismo como “bolchevique cultural número uno”. Es así que con la ascención al poder de Hitler, Grosz decide viajar a los Estados Unidos de América en donde inicia una vida en el exilio.

Grosz se lleva Eclipse de Sol con él y esta pieza no tiene hasta ese momento mayor relevancia. Reside en Nueva York en donde dicta clases de pintura y donde consigue la nacionalidad norteamericana. Es recién en el año 1968 que el museo Heckscher adquiere el cuadro encontrado en la casa de un ex trabajador de Grosz en New York y aún lo mantiene en su colección.

Para la muestra Territorio Exilio que presentamos esta pieza representa el período pre exilio de la vida artística de George Grosz. Eclipse de Sol es una pintura que contiene la crítica, el activismo y la preocupación que condujeron a Grosz a un viaje obligado fuera de su país, de donde fue forzado a salir. Pore so consideramos indispensable su presencia en la muestra.

(1) George Grosz, “Un Sí Menor y un NO mayor”, en Memorias del pintor de Entreguerras. Salamanca: Capitan Swing Ediciones, 2011.

(2) Genoccio, Benjamin. “New York Times Art Critic”, New York Times, noviembre 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s